CAMINANTE

SE LES SUBIÓ EL MUERTO Y QUE LES DA DIABETES

Toño Martínez

Abril 15, 2021 

CAMINANTE

Descontrol del sueño afecta ya al 35% de los mexicanos.

Hasta antes del COVID y las paranoicas luchas políticas por el control de espacios de poder, México acusaba un acelerado proceso de disfunción del sueño es decir, cada día se suman cientos de personas al padecimiento del insomnio y así lo atribuyan a que es porque se les subió el muerto o porque de noche trabajan mejor, la dramática realidad es que viene desencadenando entre otras alteraciones una baja en la calidad de vida y predispone a aumentar la diabetes mellitus, delirios y desórdenes mentales, estrés, ansiedad y depresión.

No sé asusten   porque en 2019 nuestro país registraba 12 millones de casos detectados de diabetes con 104 mil muertos por complicaciones. pero la incidencia de casos escala rápidamente y de fallecimientos también.

Pero que diantres tiene que ver la pandemia de diabetes con el sueño se preguntarán. La respuesta es sencilla y terriblemente presente en nuestra cotidianidad.

Cuando dormimos bien es porque nuestro reloj biológico no esta desfasado es decir se rige por procesos naturales como es inducir el sueño cuando la oscuridad de la noche comienza a caer, porque la glándula pineal libera melatonina, hormona que regula el suelo, dormir y despertar.

Pero como afirma el Dr. Fructuoso Ayala Guerrero, investigador de la Facultad de Psicología y licenciado en Ciencias Biológícas de la Universidad Nacional Autónoma de México ( UNAM), el ciclo o los ciclos del sueño están muy alterados porque la luminosidad artificial (alumbrado público y doméstico) el uso de tecnologías como celulares, pantallas, televisores y otros rompieron el equilibrio natural y si nuestro control biológico está acostumbrado a dormirnos a más tardar a las 10 de la noche para despertarnos 6 o 7 de la mañana, ya no es así.

Si a ello sumamos el estrés, mala alimentación, consumo de bebidas energéticas (refrescos), alcohol, fumar y hasta llevarnos bocadillos a la cama es una mezcla fatal contra la calidad de cada ciclo de sueño.

Si agregamos en este momento la turbulencia política que a todos salpica al involucrarnos en proyectos o simplemente escuchar el taladrador sonsonete de mensajes o las guerras negras entre candidatos pone los pelos de punta y adiós el sueño reparador.

Esa afectación descontrola la psiquis, produce inestabilidad emocional, nos lleva a sufrir delirios y tensión y en lo orgánico a la obesidad y diabetes.

Hay quienes tratan de justificar el desorden del sueño con creencias como esa de la subida del muerto que atribuyen a sentir como si algo o alguien estuviera encima oprimiéndoles el pecho; sienten que se asfixian, sufren parálisis del cuerpo, quieren gritar y no pueden, y en diversos casos son violados por entes diabólicos como son los íncubos.

La ciencia reconoce la parálisis del sueño como un problema orgánico muy delicado por las consecuencias que conlleva para la salud física y mental.

Prevenirse es suprimir aquellas prácticas nocivas para darle calidad al sueño, establecer un horario para dormir, y respételo.

No use aparatos como tablets, celulares o pantallas de cualquier tipo, no se ejercite al menos una hora antes de acostarse, evite comer o tomar alimentos 60 minutos antes y vera cómo su salud y actitud mental mejoran.

No sé integre a la lista de diabéticos que crece y crece. Dejé a los políticos que se hagan trizas, respete las medidas contra el COVID y lleve una vida saludable.

El muerto se le seguirá subiendo a muchas personas pero que no sea usted.

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Copyright © 2021 opinionpublicaslp. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.